La noria

Las lágrimas rompieron su mirada quebrando el horizonte de sucesos. Rastro de sales, restos de vida. En medio de la noche, aquella multitud no era nada, sólo sombras, como fantasmas. Él la miraba; ella, temblorosa, le rehuía. La noria giraba y regiraba su incontrolable vaivén de emociones. Pero sus miradas se encontraron en medio del […]

http://raulvelasco.info/2015/11/24/la-noria/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s