Hazme caso, corre.

No, no me duelen los pies de pisotearte. Porque una vez que ganas la partida, amas regodearte sobre ello. Aún más cuando ha sido una batalla tan difícil como la nuestra. Llena de trampas, astucia y muchas malas intenciones. Buscabas alcanzar mi corazón. Y, he de reconocerlo, casi lo consigues. Pero tu arrogancia, además […]

http://alteracionpoetica.com/2016/01/25/hazme-caso-corre/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s