Por qué perdoné a mi ex

Es necesario, lo haces o te enfermas, así de simple

MÁS QUE VIVIR

Tenía dos opciones,  no había más alternativas o por lo menos no vi otras. Fue justo el día antes del divorcio, en medio de un mar de lágrimas, Carta despedida que tomé la decisión.  No lo hice por él, lo hice por mí. Por años había escuchado los cuentos de terror de muchos matrimonios que terminaban en divorcio. Había mucho resentimiento, odio y malestar. Muchos casos llevaban años desde la ruptura y al escucharlos hablar podía sentirse el gran dolor. Yo no quería envenenar mi vida y vivir en amargura. Decidí que quería ser diferente. No creo en el divorcio, lo he dicho muchas veces, pero ya que me tocó no pensaba hacer como la mayoría.

Tomé la laptop y comencé a escribir.  Mientras lo hacía, lloraba profundamente y así comenzó el proceso de sanidad. Plasmé algunas palabras que concluyeron lo siguiente:

«Pensé que iba a envejecer a tu lado…

Ver la entrada original 388 palabras más

Publicado por licconsuegra

iusperito y comunero forense...

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: